17a. Un Hallazgo Muy Curioso (A Very Curious Find)

December 13, 2020

In this episode, Ivan from Peru shares a story about the time he found 50 euros laying on the street. What’s shocking is that Ivan’s grandfather knew Ivan found money, even though Ivan didn’t tell him about it.

A full transcript of this episode is available at https://icanspeakspanish.com/17a-un-hallazgo-muy-curioso-a-very-curious-find/

Welcome to I Can Speak Spanish. This episode is completely free.

Reminder: Members get access to additional episodes, full transcripts, and note taking. Here are a just a few of the episodes you’re missing out on by not being a member:

[00:00] Welcome to the icanspeakspanish.com podcast. If you’ve ever wanted to be more confident when speaking Spanish, this is the podcast for you.

[00:09] Each episode consists of two parts. In the first part, we bring you interesting stories from Spanish speakers all over the world to improve your listening. In the second part, we break down each line from the story in English, give you time to say the line out loud in Spanish, and then tell you the correct response for the line, so you can build your vocabulary, improve your pronunciation, and practice your speaking.

[00:34] We offer full transcripts of our episodes at icanspeakspanish.com. For access to additional episodes and other tools to help accelerate your learning, become a premium subscriber today.

[00:55] Bienvenidos al episodio de hoy “Un hallazgo muy curioso”. Mi nombre es Iván y usaré español de Latinoamérica durante mi historia. Hablo español de Perú y en este episodio les compartiré una historia que aunque al principio sonará ordinaria, al final tendrá un giro inesperado. Todo comienza hace ya varios años. No puedo recordar con exactitud la edad que tenía en el momento en el que todo empezó, pero vamos a decir que tenía 10 o 12 años.

[01:22] Cursaba ya el penúltimo año de primaria, cuando mi padre decidió enviarme a vivir con mis abuelos maternos a una ciudad ubicada en una provincia llamada Trujillo. En aquel entonces mi padre no tenía dinero suficiente para mantenerme. Por lo cual le pareció una buena idea dejarme con la familia de mi madre durante un año entero.

[01:42] Al no ser hijo único, mi padre tenía que trabajar todo el día para poder reunir dinero y así costear los alimentos que mis medios hermanos necesitaban. Lo que trato de decir es que la ausencia de mi padre por causa del trabajo hizo que el cambio de mudarme de una ciudad a otra no me afectara. Sin embargo, las cosas cambiarían en tan solo cuestión de meses.

[02:02] Verán, cuando llegué a Trujillo, mis tíos y mis abuelos por parte de mi madre se hicieron cargo de mí. Al principio todo era normal. Después de todo, era un niño que ni siquiera llegaba a la pubertad. ¿Qué tan emocionante podía ser mi vida? Lo cierto es que todo era bastante monótono. Iba a la escuela, regresaba a casa, almorzaba, hacía mis tareas, salía a jugar con mis amigos y regresaba para cenar. Pero pronto las cosas cambiarían para mal.

[02:30] Si tuviera que resumir la historia en unas pocas palabras, bastaría con decir que en cuestión de meses me volví el chico de los mandados de mi familia por parte de mi madre. Pero esto no se trata de acortar los detalles, ¿Cierto?

[02:44] Así que continuemos. Para ponerlos en contexto, en aquel entonces, la familia de mi madre tenía todo tipo de negocios. Desde un puesto de venta de frutas, hasta una librería que funcionaba junto a una juguería. Además, tenían una panadería y un puesto en un mercado cercano donde una de mis tías vendía verduras y productos vegetarianos.

[03:05] Por alguna razón que aún no logro comprender, mis tíos vieron en mí una oportunidad de tener un “empleado”, por así decirlo, a quien no pagarían por hacer las cosas. En resumen, el resto del año trabajé en todos los negocios que manejaba mi familia, sin recibir algún tipo de compensación que no fuera comida.

[03:23] Me levantaba temprano para llevar a mi prima al colegio. Luego debía comprar pan de un lugar lejano a casa para revenderlo en la panadería de la familia, y así un sinfín de labores que de poco en poco hacían que mi vida se volviera diferente. A veces llegaba tarde a la escuela. Otros días ni siquiera podía asistir. Básicamente estaba siendo explotado.

[03:46] Ahora, es posible que algunas personas puedan no encontrar nada de malo en poner a trabajar a un niño. Es más, he conocido a quienes argumentan que hacer que un niño trabaje desde temprana edad inculca un sentido de la responsabilidad. Pues nada más lejos de la realidad mis amigos. He trabajado por muchos años de mi vida y no recuerdo ningún año de aquel período de tiempo en el que haya dicho “Soy un hombre responsable que irá a trabajar para tener un futuro mejor.” Por lo contrario, solía trabajar en restaurantes únicamente por recibir una propina y vivir del día a día. En otras palabras, no sé qué tanta responsabilidad se puede inculcar al hacer que un niño trabaje desde temprana edad.

[04:26] Claro, esto no quiere decir que en la actualidad no sea responsable. De hecho, cambié mi estilo de vida por completo cuando comencé a trabajar por internet y conocí personas de todo el mundo que cambiaron mi mentalidad. Aprendí de mis clientes y gracias a ellos hoy soy una persona muy diferente que aspira a mucho más. Pero esa ya es una historia para otro día.

[04:47] Continuando con la historia de hoy, sé que lo que voy contando no suena muy alegre. Y lo cierto es que no lo es. No tuve la vida que todo niño debería tener. Pero para ser justos, cada vez que pienso en lo difícil que fue mi vida, recuerdo que hay personas que pasan cosas mucho peores. Pero sé que tarde o temprano siempre habrá una recompensa.

[05:07] Sí, sé que aún no hay nada interesante o un giro inesperado como mencioné al principio. Pero esperen solo un poco. Aún no he llegado a esa parte. Continuemos. Cada cierto tiempo, mis tíos se organizaban para designarme un nuevo oficio. Un mes trabajaba en la librería, otro mes trabajaba vendiendo pan, y en mis tiempos libres me sentaba en la acera de una avenida y pesaba a gente con una balanza por unos cuantos centavos. ¡Ah!, y también subía a los buses para vender caramelos.

[05:37] No sé qué tan común es eso en otros países, pero al menos en Perú es algo que se ve todos los días. En fin, después de haber trabajado en casi todos los negocios de mis tíos, me tocó ayudar a mi tía en su puesto de productos vegetarianos ubicado en el mercado. Ya quedaba poco tiempo para que terminase el año y por lo tanto tendría que volver a la ciudad en donde vivía mi papá. En mi mente decía, “Solo aguanta un poco más y todo volverá a la normalidad.”

[06:06] Realmente no veía las horas de que acabara el año para poder regresar a mi verdadero hogar y vivir con mi abuela por parte de mi padre. Recuerdo llegar a un punto en el que dije, ¡No aguanto vivir en este lugar ni un minuto más! Pero de nuevo, ya solo faltaban unos cuantos meses para que el año terminase y yo pudiera regresar a casa.

[06:25] Pues bien, aquel día, al llegar al mercado, mi tía olvidó un envase donde guardaba una especie de verdura que vendía cocida. No recuerdo con exactitud lo que era, pero ella me pidió regresar a casa para recoger aquello que se había olvidado. Y así lo hice. Tras regresar a casa y coger aquel envase, me dirigí de vuelta al mercado, pero en el camino algo en el suelo llamó mi atención.

[06:49] Se veía una especie de papel arrugado. Luego me di cuenta de que era un billete, pero mi primer pensamiento fue “Debe ser dinero de Monopoly.” Decidí seguir caminando, pero por alguna extraña razón el aire hizo que el billete volara cerca de mí. Fue allí cuando vi la palabra euro, y me di cuenta que no era dinero de juguete. Había encontrado 50 euros tirados en el piso.

[07:14] Ahora, imagino que se preguntarán ¿Qué hay de especial en encontrar ese dinero? Muchas personas lo hacen. Y si, en eso tienen razón. Pero aquí viene la parte curiosa de la historia.

[07:27] Más tarde, ese día, al llegar a casa, mi abuelo me llamó y me preguntó qué había hecho con el dinero. No tengo palabras para describir lo confundido que estaba.

[07:38] Así que pregunté ¿Qué dinero? Mi abuelo me miró y me dijo, el dinero que te encontraste. En ese punto supuse que mi abuelo me había visto recoger el dinero. Pero lo cierto es que el lugar en el que lo encontré estaba lejos de casa. Así que no pudo haber sido eso. Le pregunté ¿Cómo sabes que me encontré dinero?

[07:58] Mi abuelo me miró los ojos y me dijo, ayer soñé con tu mamá y me dijo que te daría un regalo por todo lo malo que has pasado en estos meses. Me mostró una imagen tuya recogiendo el dinero y me pidió que te dijera que las cosas mejorarán. En ese momento, no sabía qué decir. Me quedé sin palabras.

[08:16] Mi abuelo sólo me dijo que cuide el dinero y me dejó solo. Ahora, es posible que algunos de ustedes todavía no entiendan bien el giro de esta historia. Pero verán, la razón por la cual es sorprendente es porque mi madre falleció cuando yo apenas tenía dos años de edad. Las palabras de mi abuelo se quedaron grabadas en mi mente y cada que tengo la oportunidad de contar la historia a mis amigos o personas cercanas a mí, lo hago.

[08:40] En cuanto al dinero, pues mi tía me dijo que ella lo guardaría y que no le dijera a nadie que me lo había encontrado. Siendo un niño, por supuesto, le hice caso. Luego me enteré que ella usó ese dinero para comprarle unas zapatillas a mi primo y un par de medias para mí.

[08:57] Nunca tuve la oportunidad de usar el dinero. Pero cada vez que pienso en aquel momento. Sé que, aunque no puede parecerlo, hay una persona cuidándome desde alguna parte y asegurándose de que todo me vaya bien.

[09:10] Antes de concluir, no está de más contarles que poco antes de que terminase el año, mi abuela por parte de padre me fue a visitar. Yo me crié con ella desde los dos años hasta los nueve, y verla en ese momento fue probablemente uno de los momentos más felices de mi vida. Finalmente, cuando llegó el día de mi partida, mis tíos le pidieron a mi papá que me dejaran allí para ellos poder criarme. Pretendían tenerme de esclavo toda su vida. Pero por suerte mi padre decidió no permitirlo.

[09:42] Regresé a casa con una tortuga de mascota y la tranquilidad de saber que mi madre me cuidaba sin importar en el lugar en el que me encontrara. Y ese es el fin de la historia. La verdad es que tengo más de una historia por contar, pero la historia que les he contado hoy es probablemente lo más curioso que ha sucedido en los 25 años de mi existencia.

[10:04] Mi abuela falleció hace más de 7 años y aquella experiencia que viví cuando apenas era un niño, me hace pensar que ahora no es una, pero dos las personas que me cuidan desde el más allá.

[10:13] Y eso es todo por hoy. Gracias por escuchar y nos vemos pronto.

[10:22] If you enjoy this podcast and want to support us, become a premium subscriber at icanspeakspanish.com. As a premium subscriber, you get access to additional episodes, full transcripts of every episode, and other tools to help accelerate your learning.

[10:44] If you liked this story, please share it with others. Also, we love to hear from our listeners, so feel free to email us any feedback you have at [email protected] We personally read every single piece of feedback. Thanks for sharing a part of your day with us and see you again soon.

Series Navigation17b. (1/2) Un Hallazgo Muy Curioso (Line by Line Breakdown) >>

You've finished this episode. How useful was it for you?

We're sorry that this episode wasn't useful for you.

How can we improve it?

close
🔔 Get notified when we release new episodes.