31a. El Poder de la Amistad (The Power of Friendship)

May 2, 2021

Agustin from Argentina shares a a personal and heartfelt story about his friend Roberto.

A full transcript of this episode is available at https://icanspeakspanish.com/31a-el-poder-de-la-amistad-the-power-of-friendship/

Welcome to I Can Speak Spanish. This episode is completely free.

Reminder: Members get access to additional episodes, full transcripts, and note taking. Here are a just a few of the episodes you’re missing out on by not being a member:

[00:00] Welcome to the icanspeakspanish.com podcast. If you’ve ever wanted to be more confident when speaking Spanish, this is the podcast for you.

[00:09] Each episode consists of two parts. In the first part, we bring you interesting stories from Spanish speakers all over the world to improve your listening. In the second part, we break down each line from the story in English, give you time to say the line out loud in Spanish, and then tell you the correct response for the line, so you can build your vocabulary, improve your pronunciation, and practice your speaking.

[00:34] We offer full transcripts of our episodes at icanspeakspanish.com. For access to additional episodes and other tools to help accelerate your learning, become a premium subscriber today.

[00:55] Bienvenidos al episodio de hoy “El poder de la Amistad”.

[00:59] Mi nombre es Agustín. Voy a estar utilizando el español de Latinoamérica para contarles esta historia, particularmente el proveniente de Buenos Aires, la capital de Argentina.

[01:10] En este episodio estaré contándoles sobre la amistad más importante de mi vida, una de esas relaciones que cruzan las fronteras de una simple amistad y se transforman desde el primer minuto que las experimentamos en una poderosa fuente donde podemos refugiar nuestro corazón y sobre la cual podemos sostenernos. De seguro que muchos de ustedes podrán reconocer a alguien en sus vidas que tiene este poder en ustedes.

[01:40] Vamos a empezar!

[01:41] En el año 2006, con 16 años, había ingresado a una nueva institución para comenzar mi tercer año en la escuela secundaria. Dos meses de haber comenzado el año escolar las cosas no iban muy bien. Aún no lograba formar ninguna amistad y estaba lleno de miedos.

[02:07] Durante los momentos de recreo entre las clases, cuando todos salían afuera a tomar aire y descansar, yo no me movía de mi asiento. Las conversaciones con mis compañeros eran apenas unas pocas y se mantenían en lo superficial. Me sentía un fantasma, en soledad, perplejo, gobernado por dolores y baja autoestima, y todo se originaba en la relación difícil que tenía formada con mi papá hasta ese entonces. Además había muchachos de otras clases que se mostraban rudos conmigo y eso hacía crecer aún más los miedos dentro mío.

[02:52] Finalmente una mañana de clases en la escuela en la que nada parecía diferente se acerca un muchacho y se presenta ante mí. Me dice que su nombre es Roberto y me hace algunas preguntas mostrando su interés en conocerme.

[03:08] Dos cosas fueron las primeras que percibí – su problema de peso y su mirada profunda, que me dio a entender, al poco tiempo de empezada nuestra conversación, que él también sentía un mundo entero sosteniéndose sobre sus hombros. Pero también pude percibir en él un gran corazón. Este momento de mucha generosidad de su parte marcó el comienzo del fin de mi tiempo de soledad e incertidumbre; marcó el comienzo de una amistad poderosa.

[03:45] Durante algunos días, luego de ese acontecimiento, no sucedió más nada salvo algún ocasional saludo amistoso. Ese encuentro me había dado alguna esperanza y tranquilidad, pero aún quedaba mucho por transitar para mí.

[04:01] A la siguiente semana algo nuevo sucedió. Me encontraba en mi casa y alrededor de las 19 horas suena el teléfono. Atiende mi mamá y me llama para que me acerque. Sorprendido atiendo y del otro lado estaba Roberto invitándome a su casa, donde estarían reuniéndose esa misma noche algunos de los muchachos de mi clase. Con muchísima sorpresa y felicidad acepté sumarme a la juntada de amigos. Me preparé y a la noche salí.

[04:38] Roberto vivía en ese entonces a tan solo tres cuadras de la casa de mis papás!. Viendo hacia atrás siento como si el universo tuviese programada esta conexión. Fue así que otros compañeros reunidos pudieron conocerme y eventualmente ayudarme a darme cuenta que en verdad no era un fantasma ni era incapaz de hablar con otros, sino que simplemente existían cosas dentro de mí que necesitaban resolverse. A veces no tener a nadie que nos escuche puede hacernos sentir indefensos o incapaces.

[05:18] En esa noche en que nos juntamos terminé descubriendo que todos los reunidos tocaban instrumentos musicales, lo que me ayudó mucho para conectarme dado que yo sabía tocar guitarra.

[05:30] Todo fue mucho más fácil para mí a partir de este momento. Me sentí con vida!. Ya no estaba solo en los recreos de la escuela, y todo fue gracias a Roberto, quien, sobre todo el resto, siempre me mostró un mayor amor.

[05:44] La conexión con él fue rápida y muy fuerte. Desde temprano la música se volvió un canal poderoso para unir nuestras vidas y nuestras experiencias.

[05:57] La energía creativa fuerte de Roberto se encontró siempre en el arte plástico. Ahí es donde está su gran talento artístico, pero siempre nos vimos encontrados en momentos musicales juntos.

[06:13] Sin embargo lo más fuerte que reconozco en mi amistad con él son las charlas. A través de los años en este espacio de hablar y compartir ideas vi incontables veces como el rol de maestro y aprendiz componía la relación. Por momentos él tomaba el lugar de maestro y me enseñaba algo sobre la vida que yo desconocía y yo con atención recibía lo enseñado para luego aplicarlo, y en otros momentos intercambiábamos lugares y yo pasaba a ser el maestro. Es un proceso hermoso en el que nos acompañábamos mucho. Existía la camaradería entre nosotros. Nuestras ideas estaban protegidas en ese espacio.

[07:00] Ambos somos muy conscientes de la vida, del amor, de la familia, de los talentos que tenemos y también de los desafíos personales.

[07:14] Siempre nos fuimos apoyando mutuamente sobre nuestros problemas. En particular él siempre me contuvo en mis dificultades para relacionarme de manera sana con mi padre, dándome consejos y ofreciéndome esos abrazos que escaseaban en casa. Y yo hice mi parte, entre otras cosas, en hacerle notar la seriedad de su salud física.

[07:39] Sobre este profundo tema había días en que sentía que él me escuchaba y recibía lo que le estaba diciendo, dejándome una sensación de que lo hablado le ayudaría a cambiar, y otros días en que no mostraba ningún interés en escucharme. Yo persistía igualmente; entendía que él tenía ciertos conflictos en su corazón y que la comida le proporcionaba su escape perfecto.

[08:10] Durante los primeros cinco años de nuestra amistad de hermanos su físico fue deteriorándose más y más. Había llegado a una instancia de obesidad peligrosa; un momento en donde tenía dificultades graves para moverse y ya no podía hacer igual que antes las cosas que le gustaban. Yo estaba asustado. Cómo alguien tan joven, con tanto talento y capacidad, y que a pesar del apoyo recibido no solo por mí sino también por su familia, no parecía salir con éxito de esa lucha para cambiar de dirección?.

[08:49] Finalmente, con 23 años, tuvo que atravesar su segunda internación y ésta marcó ese cambio de dirección que necesitaba. Me encontraba solo con él una madrugada sentado al costado de su cama en la habitación designada del hospital. Él parecía dormir pero cuando miro su rostro veo una lágrima cayendo por el costado de su ojo izquierdo, descendiendo de forma recta hasta caer en la almohada.

[09:18] Me levanto preocupado y lo miro sin decirle nada. Sus ojos abiertos miraban hacia el costado opuesto a mí y podía percibir su fuerte angustia. Toda su impotencia estaba emergiendo. Había llegado a su límite.

[09:39] Y luego le pregunto algo. Me responde – Ya no puedo seguir así -. Logró esa seriedad y compromiso que antes no había logrado para bajar de peso y transformar su vida, y a partir de ese momento todo fue mejor. Es interesante ver cómo a veces en nuestra vida es el concepto de la muerte más que el de la vida el que nos propulsa a cambiar, aunque podrían ser caras de la misma moneda.

[10:13] Muchas veces yo atravieso momentos de desánimo por mi carrera musical. Es algo típico en los artistas sentir que lo que hacemos no es bueno. Roberto escucha mis creaciones musicales y me muestra un interés tan fuerte que me da mucho aliento para continuar moviéndome hacia adelante. Él dice que puede ver mi alma a través de esas creaciones, lo cual reanima el pensar que la música es definitivamente lo mío y que refleja una pasión verdadera. Sólo alguien que te conoce mucho puede decir eso, y yo siento que parte de mis razones para hacer música se inclinan hacia él.

[10:58] Durante toda nuestra formación artística estuvo él cerca mío así como yo cerca de él, entonces siento que forma parte de lo que yo hago y de las razones por las que lo hago. Espero que él sienta lo mismo conmigo.

[11:17] Depender de otro es algo lindo. Claro que trae sus problemas también, pero aprendí que la vida no tiene otro significado para mí más que el que le dan las personas que tenemos cerca.

[11:30] Eventualmente crecimos y logramos domar nuestras dificultades. Cambiaron las casas, los números de teléfono, algunas actividades, y nuestras juntadas se volvieron menos frecuentes, pero catorce años después esta hermandad continúa a pesar de las relaciones de pareja que cada uno tiene y que quizá no nos dejan tanto tiempo libre como teníamos antes.

[11:58] Atravesamos muchos momentos buenos y también otros difíciles. Las incontables charlas sobre la vida y los momentos de risa, los momentos de discusiones y de enojo, nos hicieron conocernos y amarnos tanto que aunque no nos veamos por algunos meses cuando nos vemos necesitamos tan solo un segundo para reconectarnos. Solo necesitamos de algunas palabras, algunas miradas, alguna nota musical o algún cuadro en el medio para recuperar todo ese calor de amigos y hermanos.

[12:34] Roberto es de esas personas que me salvan…

[12:38] Eso es todo por hoy. Gracias por escuchar, y nos vemos pronto!

[12:49] If you enjoy this podcast and want to support us, become a premium subscriber at icanspeakspanish.com. As a premium subscriber, you get access to additional episodes, full transcripts of every episode, and other tools to help accelerate your learning.

[13:07] If you liked this story, please share it with others. Also, we love to hear from our listeners, so feel free to email us any feedback you have at [email protected] We personally read every single piece of feedback. Thanks for sharing a part of your day with us and see you again soon.

Series Navigation31b. (1/2) El Poder de la Amistad (Line by Line Breakdown) >>

You've finished this episode. How useful was it for you?

We're sorry that this episode wasn't useful for you.

How can we improve it?

close
🔔 Get notified when we release new episodes.