38a. Explorando Tulum (Exploring Tulum)

July 11, 2021

In this episode, Fernando from Mexico shares a story about his trip to the Riviera Maya and the adventures he had there.

A full transcript of this episode is available at https://icanspeakspanish.com/38a-explorando-tulum-exploring-tulum/

Welcome to I Can Speak Spanish. This episode is completely free.

Reminder: Members get access to additional episodes, full transcripts, and note taking. Here are a just a few of the episodes you’re missing out on by not being a member:

[00:00] Welcome to the icanspeakspanish.com podcast. If you’ve ever wanted to be more confident when speaking Spanish, this is the podcast for you.

[00:09] Each episode consists of two parts. In the first part, we bring you interesting stories from Spanish speakers all over the world to improve your listening. In the second part, we break down each line from the story in English, give you time to say the line out loud in Spanish, and then tell you the correct response for the line, so you can build your vocabulary, improve your pronunciation, and practice your speaking.

[00:34] We offer full transcripts of our episodes at icanspeakspanish.com. For access to additional episodes and other tools to help accelerate your learning, become a premium subscriber today.

[00:54] Bienvenidos al episodio de hoy “Explorando Tulum”. Mi nombre es Fernando y usaré español de Latinoamérica para contar mi historia. Hablo español de México. En este episodio, les contaré cómo exploré una playa virgen en Tulum. ¡Vamos a empezar!

[01:18] En el año 2015, viajé por tercera ocasión a la Riviera Maya. A diferencia de las ocasiones anteriores, en ésta no iba a vacacionar ni a descansar; iba a explorar. Ese día salí en la madrugada y llegué al aeropuerto de Cancún, y después tomé un camión hacia la ciudad de Playa del Carmen, a unas cuantas horas de ahí. Al llegar, mi amigo, Alejandro, me estaba esperando. Él tenía varios años viviendo en la ciudad. Cuando me vio, sus primeras palabras fueron “¿Estás listo? Nos vamos a divertir mucho.” Y después fuimos a su casa.

[02:06] Al llegar me explicó lo que tenía preparado, me dijo que en la ciudad de Tulum tenía un grupo de amigos que conocían muy bien ese lugar. Él quería que nos quedáramos en un hotel muy peculiar, ya que era un primitivo lugar muy adaptado a la naturaleza de Tulum. La idea me pareció fantástica, ya que las veces que había ido ahí me había quedado en otro tipo de hoteles, y éste iba más acorde con la aventura. Teníamos planeado salir muy temprano al día siguiente; y así fue. En el camino, le iba contando a Alejandro mis experiencias anteriores en Tulum. Le enseñé fotos y videos y él me comentó que ésta sería una experiencia totalmente diferente. Al llegar al lugar nos recibieron tres de sus amigos Jorge, Cristian y Alfredo. Me dieron una calurosa bienvenida. Poco después, fuimos al hotel y como dijo Alejandro, era un hotel muy peculiar pero muy hermoso, ya que instantáneamente me hizo conectar con la naturaleza del lugar.

[03:32] Tiempo después fuimos a comer un rico pescado al lado del mar. Había bastante gente. Yo pensaba que sería algo más privado por lo que me habían contado. Pero Cristian me dijo “Esta no es la playa que vamos a explorar, mañana iremos a una playa virgen. Te encantará.” Yo estaba muy emocionado. Seguimos platicando y tomando algunas bebidas y así terminó ese día.

[04:04] Al dar las cinco de la mañana, nos levantamos. Era muy temprano, yo tenía bastante sueño, pero Alfredo me dijo que esa era la mejor hora de partir, ya que podríamos ver el amanecer y eso sería un momento inolvidable que valdría mucho la pena. Nos preparamos, llenamos nuestras mochilas y salimos a la aventura. Caminaríamos alrededor de una hora y media.

[04:34] Recorrer ese lugar tan temprano fue algo místico. Mientras caminamos se escuchaban las olas y la poca luz que había ambientaron más el lugar. Jorge nos dijo “¡Miren!, ya casi llegamos.” Cinco minutos después habíamos llegado a la playa. Nosotros éramos los únicos en ese lugar. Eso era mágico, junto con el amanecer hermoso que estaba frente a nuestros ojos. Fue un momento muy especial, ya que nunca había tenido la oportunidad de ver un amanecer así.Nos tomamos algunas fotos, grabamos video y permanecimos un rato sentados en la orilla del mar.

[05:23] Unas horas después, Cristian nos llevó por un camino muy singular. Había bastante vegetación y al final llegamos a unas ruinas muy hermosas. Yo le pregunté. “¿Qué eran esas ruinas?” Y él me dijo que sus antepasados las habían construido hace miles de años y que tenían un propósito, ya que con la luz del amanecer formaban sombras simétricas, ya que los mayas eran muy calculadores y perfeccionistas.

[05:58] Después nos llevaron a comer una fruta muy peculiar del lugar. Era pequeña, amarilla y muy dulce. Me encantó, aunque no recuerdo su nombre. Poco después regresamos al hotel y Alejandro me dijo “Te dije que te iba a sorprender, y eso que aún no ves la playa más hermosa. A esa iremos mañana.” La verdad me emocioné bastante. Esa tarde la terminamos nadando en el mar hasta que nos cansamos. Cuando se metió el sol decidimos ir a cenar y después a dormir para guardar energías y seguir explorando al día siguiente.

[06:49] Volvimos a salir muy temprano, pero ahora caminamos un poco más. Como no llegamos al amanecer, descansamos un rato y cuando por fin íbamos a llegar, Jorge nos dijo “¿ Por qué no jugamos una carrera? El último que llegue a ese peñasco pagará la comida.” Todos aceptaron y corrimos como locos. Yo no podía perder, así que corrí más rápido, tanto como pude. Sabía que el mayor premio sería la hermosa vista que vería desde ese peñasco. En realidad no supe cómo lo hice, pero logré vencer a todos. Y lo mejor fue esa vista hermosa. La cual me quedé mirando fijamente por unos minutos hasta que llegaran todos, al final estábamos todos riendo, muy contentos, viendo el mar.

[07:47] Después bajamos y disfrutamos del mar. Nadé lo más adentro que pude, aunque me dijeron que podría ser peligroso, ya que como era una playa virgen podría haber animales e incluso tiburones. Pero esto no me asustó. Me sentía como un niño muy feliz. Lo mejor fue cuando nos acercamos a la orilla y cortamos unos cocos. Nunca había probado un coco tan bueno, o tal vez fue así por la experiencia, que mejoró todo. Caminamos alrededor de dos horas por la playa. No me quería ir nunca de ese lugar ya que era un paraíso. Cristian bromeó y me dijo que me quedara ahí, que podía trabajar con él en su lancha, le dije que lo iba a pensar y que le decía al siguiente año cuando regresara.

[08:43] Lamentablemente, ya era tarde y teníamos que regresar porque aún nos quedaba una hora de camino. Mientras regresábamos, contábamos nuestras experiencias y lo mucho que nos había gustado el lugar. Yo le agradecí a los chicos por haberme llevado al llegar al hotel. La pasamos muy bien. Ese día no dormimos nada, pero era justo, ya que era nuestra última ocasión que estaríamos juntos. Esa noche planeamos nuestras siguientes aventuras, que ocurrirían en el siguiente año. Ya estaban muy emocionados porque pasaron. No recuerdo cómo, pero me quedé dormido y me despertó el sonido de las olas. Por último, salí y me puse frente al mar una última vez. Dejé que las olas tocaran mis pies para no olvidar esa sensación. Alejandro y yo tomamos nuestras cosas y nos despedimos de los chicos.

[09:48] Más tarde llegamos a un lugar que Cristian conocía muy bien. Él trabajaba antes ahí y nos invitó a subirnos a unas lanchas. Todos accedimos y entramos en ellas. Nos dio un recorrido de alrededor de dos horas dentro del mar. Nos llevó a un lugar donde había bastantes peces. Casi podías tocarlos de tan cerca que estaba. Él nos dijo que como el agua estaba muy baja en ese lugar, podíamos bajarnos y nadar un rato. Y así fue. Nadamos entre los peces, nos estábamos divirtiendo tanto que no sabíamos qué hora era, ni siquiera el día ni el año. Solo nos preocupaba estar ahí y vivir el momento.

[10:37] Regresamos a Playa del Carmen. Ahí sólo estuve un día más y al día siguiente salí para Cancún, donde tomaría otro vuelo para así regresar a mi ciudad. Esta fue una experiencia inolvidable que tenía que contar. Espero la hayas disfrutado. Eso fue todo por hoy. Gracias por escuchar y nos vemos pronto.

[11:12] If you enjoy this podcast and want to support us, become a premium subscriber at icanspeakspanish.com. As a premium subscriber, you get access to additional episodes, full transcripts of every episode, and other tools to help accelerate your learning.

[11:29] If you liked this story, please share it with others. Also, we love to hear from our listeners, so feel free to email us any feedback you have at [email protected] We personally read every single piece of feedback. Thanks for sharing a part of your day with us and see you again soon.

Series Navigation38b. (1/2) Explorando Tulum (Line by Line Breakdown) >>

You've finished this episode. How useful was it for you?

We're sorry that this episode wasn't useful for you.

How can we improve it?

close
🔔 Get notified when we release new episodes.