44a. Una nueva oportunidad (A new opportunity)

September 5, 2021

In this episode, Sergio from Mexico shares a story about his best friend, a cat named Junior.

A full transcript of this episode is available at https://icanspeakspanish.com/44a-una-nueva-oportunidad-a-new-opportunity/

Welcome to I Can Speak Spanish. This episode is completely free.

Reminder: Members get access to additional episodes, full transcripts, and note taking. Here are a just a few of the episodes you’re missing out on by not being a member:

[00:00] Welcome to the icanspeakspanish.com podcast. If you’ve ever wanted to be more confident when speaking Spanish, this is the podcast for you.

[00:09] Each episode consists of two parts. In the first part, we bring you interesting stories from Spanish speakers all over the world to improve your listening. In the second part, we break down each line from the story in English, give you time to say the line out loud in Spanish, and then tell you the correct response for the line, so you can build your vocabulary, improve your pronunciation, and practice your speaking.

[00:34] We offer full transcripts of our episodes at icanspeakspanish.com. For access to additional episodes and other tools to help accelerate your learning, become a premium subscriber today.

[00:54] Bienvenidos al episodio de hoy “Una nueva oportunidad”. Mi nombre es Sergio y usaré español de Latinoamérica. Hablo español de México. En este episodio, quisiera hablarles de mi mejor amigo, Junior.

[01:13] Vamos a empezar.

[01:15] Eran aproximadamente las seis de la mañana cuando un maullido me levantó. Era mi gato el Junior. Siempre se levanta aproximadamente a la misma hora, seis de la mañana. No está pidiendo. Está exigiendo su desayuno. No me está preguntando si todavía quiero dormir más. Simplemente es como si tuviera un reloj de pulsera y me dijera “Es hora… levántate… quiero desayunar, en este preciso momento.”

[01:46] La historia de Junior comenzó un día que iba caminando, un tierno ruido que me hizo voltear. Al principio creí que era un animal cualquiera, cuando me di cuenta que era un leve maullido, un maullido muy lastimoso. Me acerqué presuroso a ver qué pasaba, cuando me di cuenta que había un pequeño gatito abandonado. Traté de buscar si había más gatos, pero no…. era el único. Tenía el tamaño de una manzana.

[02:15] Era tan pequeño, era tan frágil y se veía tan lastimado. Uno de los ojos estaba completamente cerrado. Tal vez por alguna herida, alguna cicatriz o algo que yo no entendía. “Hola amigo, ¿qué te pasó?” Solamente me miró con el único ojo que tenía. Presuroso me fui a la casa. Traté de limpiarlo, alimentarlo. Me acuerdo que abrí una lata de sardinas y empezó a comer ávidamente. Me dio tanta pena y me dio tanta lástima. Aún tenía fuerzas para decir quiero vivir. En ese momento le dije, “Amigo, vas a sobrevivir, vas a tener la ayuda que necesitas.”

[02:55] Traté de hacer una cita con un veterinario en ese momento, pero todos ya estaban dormidos. Eran casi las once de la noche, así que solamente esperé al día siguiente, presuroso en la mañana no lo encontré en el lugar donde lo dejé. Era una buena señal. Eso significaba que todavía tenía fuerzas para caminar. Cuando lo encontré, presuroso lo llevé directamente con el primer veterinario que encontré. Me dijo que estaba muy débil y que no tenía muchas posibilidades de vivir. Le pedí por favor que hiciera todo lo posible, todo lo que estuviera en sus manos.

[03:30] Al día siguiente fui a verlo. Se veía un poquito más despierto. Le habían dado medicamentos, vacunas, todo lo que necesita un animal para poder sobrevivir. El doctor me comentó que aproximadamente tenía cuatro semanas de edad. Aún era muy joven, pero las ganas de vivir era lo más importante, así que nos fuimos otra vez a la casa. Empecé a platicar con él, a cuidarlo, a bañarlo, a limpiarlo y educarlo acerca de cómo era.

[03:57] Yo jamás había tenido un gato. Era la primera vez, así que empecé a buscar información de cómo cuidar a un gato. Aprendes mucho. Cuando abres un libro o abres tu computadora, te encuentras mucha información acerca de él. Lo primero que hice fue darle un nombre. ¿Cómo te llamaremos? ¿Pirata? porque le faltaba un ojo. Junior, Pirata, Corsario, Bécker. Ninguno de los nombres me gustaba, pero curiosamente cada vez que yo decía “Junior,” él volteaba. Entonces le dije, “Ése será tu nombre – Junior.”

[04:32] Poco a poco el gato iba cobrando fuerzas. Es decir, Junior empezó a valerse por sí mismo. Antes ni siquiera podía caminar. Ya no era tan pequeño y era muy despierto. Lo llevé para una segunda cirugía. La primera solamente era para haberlo revivido. La segunda fue su ojo. Poco a poco, con cuidados, con gotas, pero sobre todo con mucho amor empezó a cobrar más fuerzas.

[04:58] Junior empezó a crecer.Empezó a ser más ágil.Empezó a ser un poquito más interactivo. Me seguía para todos lados. Si yo me levantaba e iba a la cocina, ahí iba el Junior. Sobretodo cuando yo abría el refrigerador o cuando abría una lata de sardinas, ahí estaba Junior. Habían pasado aproximadamente dos meses y ya no era tan pequeño, pero tampoco era un gato adulto.

[05:24] Decidí empezar a darle un tipo de alimento especial, así que en lugar de comprar croquetas empecé a darle pollo, res, cerdo, pescado y demás alimentos para que pudiera ser fuerte. Empezó a demostrarme mucho cariño, mucho amor, pero también era muy demandante. De vez en cuando le daba algún tipo de alimento y orgulloso, no, no lo quería. Prefería otra cosa. Entonces traté de hacer un menú completamente diferente para él. Junior empezó a comer un día, sardinas, otro día pescado, otro día pollo. De mil maneras yo creo que empecé a ser la mascota de él en lugar de él mi mascota. Los gatos son muy exigentes y tienen su propia personalidad.

[06:07] Hay un árbol en la parte de atrás en las que siempre llegan animalitos, pajaritos, mariposas y demás fauna. Dado los instintos animales de Junior, siempre estaba preparado para cazar algo, alguna mariposa o algún pájaro o alguna lagartija distraída. Eso no me gustaba y a veces trataba de dejarlo encerrado o trataba de dejarlo salir a horas, en las que no hubiera nadie. Le gusta explorar, subir a los árboles, quedarse en la ventana. Es muy bonito y es muy gratificante, pero a veces llega empalagar un poco.

[06:42] No es bueno que alguien esté solo, ni siquiera para un ser humano. Claro, los seres humanos somos completamente diferentes, pero los animales siempre están buscando compañía, alguien con quien jugar, alguien con quien convivir, alguien con quien poder retozar. Entonces estuve pensando en la posibilidad de que Junior tuviera un compañero o una compañera. Claro, no quería verme rodeado de 20 gatitos en menos de un año. Hay algunos animales que son completamente solitarios y hay otros que les gusta vivir en manada.

[07:14] Aprendes mucho viendo el comportamiento y la naturaleza de tus animales que quieres, tu gato o tu perro o tu perico, y aprendes que siempre es bueno, que nunca estén solos, que siempre tengan algo de compañía, que tengan alguien con quien jugar. Muchas veces tú estás cansado. Vienes de trabajar y no tienes tiempo. O a lo mejor tienes problemas o algún inconveniente. Ellos no lo saben. Ellos no lo entienden. Tu gato cuando se queda en la casa se la pasa solo. Creo que es muy conveniente el siempre buscar una opción para que un animalito nunca se quede completamente solo en la casa. Le pregunté, “Oye, Junior? Te gustaría tener alguien con quien jugar?” Y me observó, como siempre me ha observado, con una cara de “No te entiendo lo que me estás diciendo. Tengo hambre, por favor, dame aunque sea una croqueta o dame algo de comer.”

[08:04] Cómo aprendes a convivir con un animal? Yo lo aprendí y él también empezó a acostumbrarse a mis hábitos. Cuando regresaba del trabajo me esperaba en la ventana. Siempre me estaba siguiendo en todo momento. En el momento que yo abría la puerta para retirarme hacia mi trabajo él estaba ahí esperando, tal vez como diciendo de alguna forma, “Te voy a esperar. Cuando regreses vamos a jugar con una pelota de estambre.” Siempre así fue Junior, siempre así es Junior y siempre seguirá siendo el Junior.

[08:36] Ese día tomamos una decisión – buscar a alguien que le hiciera compañía. Me di cuenta que no hay que ser egoísta y permitir que alguien más pueda llegar a la vida de tu mascota, a la vida de tu ser querido, a la vida de ese pequeño ser que lo salvaste y que lo recogiste un día que apenas tenía el tamaño de una manzana.

[08:56] Busqué en un refugio cercano que también daban animales en adopción, así que busqué un compañero o una compañera. Así llegó Kiki, una gatita que también la abandonaron. Kiki era pequeña, no tenía la misma edad de Junior cuando lo encontré. Sin embargo, Junior retozaba y jugaba con ella. Ella era un poco asustada y temerosa. Creo que tal vez no comprendía lo que pasaba, pero hicimos lo mismo. Digo hicimos porque Junior y yo también le empezamos a cuidar.

[09:26] Poco a poco mi mundo se empezó a ensanchar y empecé a decirle a las personas que tenía dos gatos. Empecé a poner fotos de ellos dos cuando estaban jugando, videos y muchas otras cosas que me gustaban. Había veces que estaba viendo la televisión cuando veía dos rayos que pasaban debajo de mis pies, uno detrás del otro, uno cazando al otro. Claro, ¿quién más podía ser? El Junior y la Kiki.

[09:50] Hasta ahora creo que se han llevado bien. Ellos están operados y no pueden tener gatitos porque no me gustaría que pasaran por la misma experiencia. Tener animales es una responsabilidad tan grande, muy grande. Tienes que alimentarlos, educarlos, limpiarlos. Si se dejan puedes bañarlos, pero los gatos no te recomiendo nunca que los bañes si no quieres salir lastimado.

[10:13] A veces entendemos que la soledad no es buena. La compañía también de un ser querido, de una esposa, de alguien, de cualquier persona. Pero tener alguien que esté contigo, que te ame incondicionalmente, sin celos, sin reclamos, excepto en el desayuno, es algo que no tiene precio. Hasta ahora soy muy feliz con ellos dos. Tenemos una vida muy tranquila, tenemos una vida muy hermosa.

[10:37] Bueno, me voy a dormir porque mañana a las seis de la mañana ya sé quién me va a levantar.

[10:43] Eso es todo por ahora. Muchas gracias por escuchar y nos vemos pronto.

[10:57] If you enjoy this podcast and want to support us, become a premium subscriber at icanspeakspanish.com. As a premium subscriber, you get access to additional episodes, full transcripts of every episode, and other tools to help accelerate your learning.

[11:12] If you liked this story, please share it with others. Also, we love to hear from our listeners, so feel free to email us any feedback you have at [email protected] We personally read every single piece of feedback. Thanks for sharing a part of your day with us and see you again soon.

Series Navigation44b. (1/2) Una nueva oportunidad (Line by Line Breakdown) >>

You've finished this episode. How useful was it for you?

We're sorry that this episode wasn't useful for you.

How can we improve it?

close
🔔 Get notified when we release new episodes.