47a. Acampada con Estrellas en Contorno (Camping with Contoured Stars)

October 3, 2021

In this episode, Roberto from Mexico shares an anecdote from when he went camping with his college friends.

A full transcript of this episode is available at https://icanspeakspanish.com/47a-acampada-con-estrellas-en-contorno-camping-with-contoured-stars/

Welcome to I Can Speak Spanish. This episode is completely free.

Reminder: Members get access to additional episodes, full transcripts, and note taking. Here are a just a few of the episodes you’re missing out on by not being a member:

[00:00] Welcome to the icanspeakspanish.com podcast. If you’ve ever wanted to be more confident when speaking Spanish, this is the podcast for you.

[00:09] Each episode consists of two parts. In the first part, we bring you interesting stories from Spanish speakers all over the world to improve your listening. In the second part, we break down each line from the story in English, give you time to say the line out loud in Spanish, and then tell you the correct response for the line, so you can build your vocabulary, improve your pronunciation, and practice your speaking.

[00:34] We offer full transcripts of our episodes at icanspeakspanish.com. For access to additional episodes and other tools to help accelerate your learning, become a premium subscriber today.

[00:55] Bienvenidos al episodio de hoy “Acampada con estrellas en contorno”. Mi nombre es Roberto Vázquez y usaré español de Latinoamérica durante mi historia. En particular, hablaré español de México. En este episodio, les compartiré una anécdota de cuando fui a acampar con mis compañeros de universidad. ¡Vamos a empezar!

[01:20] Al final de mi tercer semestre de universidad, mis compañeros y yo estábamos exhaustos de los exámenes finales, y decidimos que era tiempo de darnos un pequeño descansito. De entre las posibles opciones, a la mayoría de nosotros nos gustó la idea de ir a acampar, ya que convivir con la naturaleza sería una buena manera de despejar la mente después de todo el estrés académico. Además, estudio física, por lo que a todos nos gustaba la idea de observar las estrellas de noche. Mi ciudad, Monterrey, que está ubicada al norte de México, cerca de la frontera con Estados Unidos, es un lugar que está rodeado por montañas enormes, pero con clima casi de desierto. Después de unas cuantas horas en carro, puedes llegar a zonas menos áridas, rodeadas de mayor vegetación, pero aún con muchas montañas alrededor. Siguiendo la propuesta de uno de mis compañeros que ya tenía experiencia en estas cosas, decidimos que una de esas zonas sería el lugar perfecto para acampar y pasar la noche.

[02:34] La verdad es que el plan original era salir desde temprano para que no se nos oscureciera el trayecto. Sin embargo, en lo que compramos toda la comida que íbamos a llevar, se nos hizo algo tarde. Fuimos en dos camionetas distintas, y aunque íbamos algo apretados, disfrutamos todo el camino lleno de música y risas.

[02:58] Pero todavía faltaba una media hora para llegar y ya casi no podíamos ver nada, porque el sol se metió detrás de las altas montañas a nuestros alrededores. Por suerte no llovió durante toda nuestra aventura, pero parecía que recientemente sí había llovido un poco, ya que el camino, que era de tierra, estaba todavía un poco húmedo. En una parte, el camino hacía una pequeña subida, algo empinada, y la camioneta en la que iba de repente dejó de avanzar al intentar cruzarla. Estaba en el asiento del copiloto y me asomé afuera, no se veía mucho por la falta de iluminación, pero alcancé a escuchar que algunas de las llantas estaban atascadas en el lodo. Fueron varios segundos tratando de acelerar, pero se seguía escuchando lo mismo. Todos nos tuvimos que bajar para intentar empujar la camioneta, pero no conseguíamos moverla lo suficiente para seguir, y el sol ya amenazaba con meterse por completo en cualquier momento. Estábamos ya a menos de media hora caminando del lugar donde queríamos acampar, por lo que nos rendimos. Era mejor continuar a pie y regresar a rescatar la camioneta el día siguiente. Entonces fue que bajamos todas las cosas y, cargándolas entre todos, fuimos caminando hacia allá, apresurándonos para poder asentar todo con la poca luz que quedaba.

[04:36] A los pocos minutos nos arrepentimos, ya que veníamos desvelados y sin fuerzas. Cada quien estaba cargando sus cosas y algo de comida. Yo me llevé una tienda de acampar en cada brazo y al día siguiente, mis brazos prácticamente dejaron de funcionar. Una vez estando ahí, dejamos las mochilas, un amigo y yo fuimos a conseguir troncos y leña para hacer ya la fogata, justo en el momento en donde más se oscureció. Otros amigos estaban formando las casas de campaña, pero todos terminamos de preparar nuestro espacio para acampar en momentos similares, justo a tiempo para sentarnos alrededor del fuego. Habíamos traído malvaviscos para asar y empezamos a pasar la bolsa alrededor, mientras cantábamos algunas canciones. La bolsa de malvaviscos sobrevivió varias rondas alrededor del fuego, pero al poco tiempo, ésta se acabó.

[05:40] Me sentía algo lleno después de cenar, y cuando me recosté por ahí, me di cuenta de lo hermoso que se veía el cielo. Como les comentaba, estábamos en un lugar rodeado por montañas enormes. Estaba tan oscuro, que las montañas eran simples sombras oscuras, con relieves indistinguibles. El cielo estaba de color azul oscuro, y las montañas lo contornaban a la perfección. Se me hizo curioso que dos colores tan oscuros pudieran hacer tanto contraste entre sí, pero era gracias a lo brillantes que estaban todas las estrellas esa noche. Recuerdo que le dije a una amiga mía que volteara a ver al cielo porque era una vista increíble, y en ese momento, logramos ver una estrella fugaz. Nos emocionamos como niños chiquitos y dormimos contentos esa noche.

[06:43] Amanecimos no tan tarde el siguiente día, el sol estaba fuerte. Todavía con la imagen de las estrellas y todas las risas de la noche anterior, fue una bonita mañana. Aunque habíamos traído mucha comida para cenar, se nos había acabado por completo. Así que gran parte de la mañana consistió en recoger todo nuestro mugrero. Las tiendas de campaña, la basura de la comida, los residuos de la fogata, y todo lo demás. Fue divertido ver cómo todos nos íbamos despertando a horas distintas, ya que cada quien se fue a dormir a su tienda cuando se cansaba de cantar o cuando su cuerpo de plano ya no tenía más energía. A mí me da un miedo extraño en el que siento que me voy a perder de buenas anécdotas si me voy a dormir temprano, así que fui el último en dormirme y casi casi que el primero en despertarme.

[07:55] Entre todas las risas y los malvaviscos, y el habernos quedado platicando hasta muy tarde, terminamos comiendo todo y no quedaba nada. Un amigo trajo, por suerte, una mezcla para masa de hotcakes. En realidad es muy fácil prepararlos, y muy divertido también, pero la receta original necesitaba leche. A falta de ella, decidimos usar agua, suponiendo que no habría tanto problema, pero la mezcla quedó muy acuosa. Vertimos la primera pequeña porción para el primer hotcake y se desparramó sobre nuestro sartén. De todos modos, se terminó viendo apetitoso nuestro intento de hotcake, pero al momento de tratar de levantar un lado para ver si ya estaba listo, se empezó a deshacer. No habíamos engrasado el sartén, tenía que ser eso. Tratando de arreglarlo de la mejor manera posible, empezamos a levantar los otros lados para ver si este proyecto era rescatable, pero cada que intentábamos tocar el hotcake, se deshacía aún más. Terminó hecho un desastre y lo peor es que, terminamos con mucha más hambre, ya que la masa que hicimos olía bastante bien. Algunos de nosotros decidimos comernos esos intentos fallidos de hotcakes, pero nos arrepentimos al día siguiente.

[09:33] Un poquito desilusionados por ese desayuno, fuimos todos al carro, listos para regresar a nuestras casas. Caminamos de regreso hacia el carro, que estaba bastante lejos y por suerte no fue difícil moverlo ya con la tierra seca. Entonces comenzamos el viaje de regreso, con la segunda parte de la lista de música que habíamos preparado para nuestro recorrido. Todo ese lugar en el que acampamos era una zona sin señal para teléfonos, por lo que cuando regresamos a la civilización, una amiga recibió las notificaciones de las 50 llamadas perdidas que tenía de sus papás, a quienes no les avisó que se iría a este viaje. Pero fuera de eso, todo salió bien.

[10:30] Fue una experiencia muy divertida, a pesar de todos los problemas que hubo. Desde ese entonces, se hizo tradición y cada fin de semestre, mi carrera organiza una acampada para relajarnos, convivir y compartir más experiencias como estas.

[10:50] Eso es todo por hoy. ¡Muchas gracias por escuchar y nos vemos pronto!

[11:03] If you enjoy this podcast and want to support us, become a premium subscriber at icanspeakspanish.com. As a premium subscriber, you get access to additional episodes, full transcripts of every episode, and other tools to help accelerate your learning.

[11:20] If you liked this story, please share it with others. Also, we love to hear from our listeners, so feel free to email us any feedback you have at [email protected] We personally read every single piece of feedback. Thanks for sharing a part of your day with us and see you again soon.

Series Navigation47b. (1/2) Acampada con Estrellas en Contorno (Line by Line Breakdown) >>

You've finished this episode. How useful was it for you?

We're sorry that this episode wasn't useful for you.

How can we improve it?

close
🔔 Get notified when we release new episodes.